Este lunes, voceros de la Asociación de Transportadores de Carga (ATC) de Medellín, realizan una protesta en representación del sector con la cual exigen el cumplimiento de los acuerdos establecidos con el Gobierno Nacional en 2016 como consecuencia de un paro camionero realizado ese mismo año.

Para el director de Gestión Gremial de ATC, Felipe Muñoz Monroy, “el Gobierno Nacional se encarga de llevarnos hasta el límite y de agotarnos en lo que más puede, puesto que durante más de un año hemos hecho todos los debidos procesos administrativos con la Procuraduría General de la Nación  y la Contraloría General de la República, esperando el cumplimiento de los acuerdos desde el año 2016  y esta es la hora en que no han cumplido”.

“Es increíble que en Colombia tengamos que hacer una marcha para pedirle al Gobierno que cumpla su propia ley, estamos pidiéndole que reglamente el sistema de información que nos permite medir o calcular los costos de la operación de transporte (Sice-Tac) desde el 2011, porque cada día se trabaja a pérdida. Se han invertido millones de pesos en ese sistema que hoy no está funcionando”, concluyó el representante.

Le puede interesar: CEMAT, El Cerebro del sector Transporte en Colombia

Por otro lado, afirma que las políticas negativas sí avanzan “en cuanto suben los combustibles, suben los peajes pero que hasta la fecha, “no han reglamentado algo tan sencillo como el tema de las foto multas. Todo queda en papel pero nada sale en concreto.”, puntualizó Monroy.

Otro problema que acarrea el gremio de transportadores, según sus quejas, son las presiones de Estados Unidos de acabar con el tema de la chatarrización, situación que colma la paciencia de los camioneros. “No vamos a permitir que le quiten el patrimonio a los camioneros de Colombia”, afirmó el director.

Juan Fernando Zapata, uno de los transportadores que participa en la protesta, afirma que “lo del paro pasado todo quedó en veremos, sigue el aumento de los peajes en un 120%, el precio del combustible sigue en alza, los fletes para abajo y las vías muy malas. Estamos arriesgando los camiones y la vida de nosotros también por la problemática en el Bajo Cauca con los grupos armados.

En cuanto al mayor problema que lo afecta, Monroy afirma que es la sobre oferta vehicular. “Era una obligación del gobierno controlarlo y ha generado que el sector trabaje día a día a pérdida, lo cual genera afectaciones en materia económica y abuso con las condiciones laborales puesto que los conductores trabajan ocho horas en pésimas condiciones”.

Los camioneros se reunieron en diferentes puntos de la ciudad. Un punto de encuentro fue en el peaje de Niquía y el otro en la autopista sur detrás del Homecenter de Envigado. La protesta inició a las 10:00 a.m. en un plan tortuga y los que iniciaron desde Envigado se movilizan por la Avenida Regional y los que iniciaron desde Niquía transitan por toda la autopista hacia el sur. Se espera que a las 2:00 p.m. las dos partes se encuentren en Punto Cero.

La marcha inicialmente se convocó en Medellín, sin embargo, aseguran que esto se puede multiplicar y que si es necesario, darán indicaciones para realizarlas en otros lugares. Los transportadores aseguran que realizan una marcha pacífica respetando a las autoridades y no realizarán acciones que puedan alterar al orden público”, concluyó el representante.